Javier Saura

Padre a tiempo completo, vicioso esquiador, yonki tecnológico, marketiniano 2.0 por definición y afortunado que disfruta con su trabajo ;)

De la pequeña pantalla a la ‘minipantalla’

Los usuarios de telefonía de tercera generación (3G) ya pueden ver series televisivas desde su terminal móvil. Los primeros mobisodes o episodios para teléfono móvil son una realidad en Estados Unidos y Gran Bretaña de la mano de Verizon Wireless y Vodafone 3G, respectivamente. Ambas operadoras ofrecen, en capítulos de un minuto de duración, el primer programa de ficción especialmente producido por la Fox para el móvil: “24:Conspiracy”, una especie de spin-off de la exitosa serie “24”.

De momento, para ver la televisión en el teléfono hay que recurrir a las emisiones a través de redes 3G. En España, Vodafone lleva medio año ofreciendo las noticias de CNN+, y Movistar dispone de un servicio parecido gracias a un acuerdo con Antena3. Pero el coste de la descarga hace inviable disfrutar de una emisión más prolongada.

Por eso, la revolución llegará con la televisión móvil en directo, que permitirá la recepción de múltiples canales sin utilizar la red del operador y, por tanto, sin desembolso económico. Aunque no está disponible comercialmente en la mayoría de países (a excepción de Corea o Singapur), Finlandia y Reino Unido ya han puesto en marcha pruebas piloto, mientras que Alemania prevé utilizar el Mundial de fútbol de 2006 como plataforma de despegue de la TV móvil en directo.
Según el grupo Informa, en cinco años casi 125 millones de usuarios verán la televisión en sus teléfonos móviles. Nokia ya anunciado el lanzamiento del primer terminal con televisión para el primer semestre de 2006.

También Ericsson está desarrollando prototipos que incluyen un chip para recibir señal de televisión. Gracias a la tecnología DVB-H (siglas en inglés de Emisión de Video Digital para Dispositivos Móviles) y a los sintonizadores digitales terrestres que incorporarán los nuevos terminales, la emisión de televisión en directo llegará a la pantalla de los móviles con una resolución adaptada a su pequeño tamaño. Aunque la tecnología DVB-H no necesitará la red del operador para descargar la emisión, las compañías de telecomunicaciones confían en beneficiarse indirectamente del despegue de la TV móvil. Y es que las redes 3G o GPRS seguirán siendo necesarias para la interactividad de los espectadores, uno de los principales alicientes de la nueva televisión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 mayo 2005 por en Varios.
A %d blogueros les gusta esto: