Nuevas tecnologías útiles

Los ordenadores, las impresoras, los programas informáticos, las fotocopiadoras y los móviles han cambiado la forma de trabajar de las pequeñas y medianas empresas en los últimos años. No obstante, aún queda mucho por mejorar.

Corría el año 1975 cuando una empresa estadounidense denominada IBM (hoy un auténtico coloso informático) lanzaba al mercado el primer ordenador personal. Un aparato capaz de hacer un sinfín de cosas que, hasta el momento, el hombre sólo había podido realizar de forma manual. Desde entonces hasta hoy, los ordenadores no sólo han incrementado de forma espectacular su velocidad y capacidad de almacenamiento, sino que han ayudado a que las nuevas tecnologías cambien la forma de hacer negocios. La incorporación de los nuevos sistemas de telecomunicaciones o Internet han aumentado las posibilidades de los productos tecnológicos.

Hogares, grandes empresas y, sobre todo, pymes, se han beneficiado de esta auténtica revolución que ha sacudido la segunda mitad del siglo XX y que promete ser aún mucho más virulenta en el XXI.

Gracias a los ordenadores, programas informáticos, impresoras, servidores, escáners, teléfonos móviles y e-mail, entre otros, las pymes pueden centrarse única y exclusivamente en hacer crecer sus negocios. Se acabó la contabilidad manual, las facturas perdidas, las presentaciones hechas a bolígrafo o el comunicarse con un empleado o cliente sólo a través del teléfono fijo. El mundo ha cambiado. Las pymes también.

La introducción de las nuevas tecnologías en el mundo de la pequeña empresa ha venido acompañada de una política de precios moderada. Así, conforme la tecnología iba sofisticándose, la introducción en las empresas, y más tarde de forma particular en la población, de aparatos y sistemas informáticos, ha ido aumentando paulatinamente.

Adaptación

Pese a todo, todavía queda mucho por hacer. La mayoría de las pymes españolas todavía no cuentan con el equipamiento tecnológico adecuado para afrontar de forma competitiva los retos que plantea la sociedad en el siglo XXI. Por eso, es preciso hacer un balance. Ver con qué aparatos y sistemas informáticos cuenta la empresa.

Analizar si son los adecuados o no y cuáles son los necesarios. Y, sobre todo, si compensa hacer frente a una determinada inversión porque en un futuro además de ser rentable y beneficiosa para el negocio, es también fácilmente recuperable, en cuanto al ahorro de costes.

Anuncios

Un comentario sobre “Nuevas tecnologías útiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s