Javier Saura

Padre a tiempo completo, vicioso esquiador, yonki tecnológico, marketiniano 2.0 por definición y afortunado que disfruta con su trabajo ;)

La arrogancia de Google “recuerda cada vez más a Microsoft”, afirman expertos

La arrogancia de Google “recuerda cada vez más a Microsoft”, afirman expertos

Los adjetivos agresividad y arrogancia se emplean a menudo para describir a una compañía que en los últimos tiempos ha tenido singulares rabietas, como cuando declaró que vetaría el acceso, durante un año, al sitio especializado en tecnología News.com

La ambiciosa trayectoria de Google, el gigante que la semana pasada lanzó un nuevo servicio de mensajería instantánea y actualizó su software para buscar dentro del PC, cada vez recuerda más a la de Microsoft.

Los dos servicios, que Google lanzó poco después de su primer aniversario de salida a bolsa y del anuncio de una operación para captar 4.200 millones de dólares, vienen a confirmar el gran alcance de los planes de la compañía.

Google introdujo el servicio de mensajería instantánea “Google Talk” y una actualización de su “Google Desktop”, el buscador para escritorio que incorpora un producto llamado Sidebar, que sirve como panel personalizado para acceder a información como previsiones atmosféricas, cotización de acciones o últimas noticias.

Tal y como en su día hizo Microsoft, Google tiene en el punto de mira a los desarrolladores de software, y según apuntan los medios especializados, está haciendo lo posible para construir una gran plataforma a partir de la cual puedan diseñarse nuevos añadidos.

Dicho de otra manera, su software está pensado de forma que da a los desarrolladores las herramientas que necesitan para construir productos complementarios.

Sirva como ejemplo su servicio de mapas, que permite combinar información sobre cualquier asunto -como lugares en los que se han producido accidentes automovilísticos dentro de una zona- y colocarlos, visualmente, en el mapa de Google.

El anuncio de su operación para captar capital ha espoleado los rumores de que planea entrar en más mercados, desde servicios para telefonía móvil a un navegador de internet o un software de oficina que competiría con Microsoft Office.

Todo ello viene acompañado de un profundo cambio en la percepción que se tiene de la empresa.

Los adjetivos agresividad y arrogancia se emplean a menudo para describir a una compañía que en los últimos tiempos ha tenido singulares rabietas, como cuando declaró que vetaría el acceso, durante un año, al sitio especializado en tecnología News.com.

News.com tuvo el atrevimiento de usar el nombre del presidente de Google, Eric Schmidt, para ilustrar un artículo sobre la peligrosa facilidad con que se encuentra información personal en el buscador.

Google informó a los editores de News.com, uno de los sitios especializados en tecnología con más prestigio en Estados Unidos, de que no hablaría con sus reporteros en el plazo de un año, hasta agosto del 2006, a modo de singular venganza.

Otro enfado similar se produjo cuando despidió a un nuevo empleado que dijo en un sitio online que los numerosos “ganchos” que ofrece la empresa a sus empleados, como comidas gratuitas o fastuosas instalaciones deportivas, son una manera inteligente de retener a la gente más tiempo frente al ordenador.

En el californiano Silicon Valley, donde están sus cuarteles generales, muchos piensan que cada vez se parece más a su gran rival, Microsoft.

El propio Bill Gates, cofundador de la compañía, dijo a la revista “Fortune” en una entrevista en primavera que Google “se parece mucho más a nosotros que cualquier otra compañía con la que hayamos competido”.

Para Brian Lent, presidente de la compañía de software para móviles Medio Systems y ex compañero de estudios de doctorado de los fundadores Sergey Brin y Larry Page, Google ha ocupado el lugar de Microsoft en el imperio del mal.

“Google es el nuevo imperio del mal, porque ocupa una posición poderosa en lo que se refiere al control. Tiene, potencialmente, un control monopólico sobre la información”, dijo Lent al diario “The New York Times” en un artículo publicado hace unos días.

A pesar de todo, Google dista mucho de ser invencible.

Quienes siguen de cerca su evolución citan los precios inflados de sus acciones, su deseo por competir en demasiados sectores al mismo tiempo y, finalmente, su arrogancia como posibles factores que podrían provocar la caída de la compañía desde muy arriba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 agosto 2005 por en Varios.
A %d blogueros les gusta esto: