Javier Saura

Padre a tiempo completo, vicioso esquiador, yonki tecnológico, marketiniano 2.0 por definición y afortunado que disfruta con su trabajo ;)

Grandes errores en la dirección de un proyecto

Quizás el puesto más difícil de desempeñar en cualquier proyecto de desarrollo de software es el del director de proyecto. El director de proyecto tiene la responsabilidad total de todos los aspectos técnicos del proyecto – diseño, código, selección de la tecnología, asignación del trabajo, aspectos de programación.Al director de un proyecto lo podriamos encuadrar como un tipo mitad directivo mitad técnico. Esto significa que tienen que poder hablar dos idiomas – el idioma de alto nivel para los directivos, y el idioma a bajo nivel para su equipo de trabajo. En efecto, se le puede catalogar como la unión entre esos dos idiomas.

Realmente no hay muchos directores de proyectos que tengan las hablidades necesarias para realizar este trabajo de manera correcta…

Asumir el poder que has adquirido

Sin duda alguna el error mas perjudicial es cuando el director de un proyecto asume que de alguna manera él esta en una posición superior a los demás integrantes del equipo y su ego empieza a dominarle, esto abre la puerta del fracaso y el comienzo de conflictos con el resto del equipo.

Aislarse del equipo

En algunas organizaciones, tener el título de director de proyecto te da unos derechos de los que el resto de tu equipo no goza. A veces, el título se considera suficiente para darte derecho a una oficina propia, o por lo menos un espacio de trabajo más grande.

Es un error si lo haces puesto que te aleja fisicamente del resto del equipo de trabajo es importante tener a tus compañeros tan cerca como sea posible. Entender los problemas de tu equipo y ser considerado “el director apropiado” es fundamental y para ello tienes que estar en las mismas circunstancias que tu equipo.

Empleo de técnicas de motivación inadecuadas

Cada tipo de persona debe ser motivada de una manera diferente. Los programadores y los encargados tienen diferentes naturalezas y por lo tanto diferentes maneras de ser motivados.

Por ejemplo, los encargados valoran mucho la opinión del resto del equipo, por lo tanto una buena recompensa sería recibir una placa para exhibir en su pared.

Sin embargo los programadores tienden a fijarse más en lo práctico y funcional, y valoran las cosas que pueden utilizar y le den cierta ventaja en su día a día. Los programadores ven el tipo de recompensa de los encargados superficiales y triviales.

Si deseas motivar a tus programadores, debes darle algo que sea útil. Un segundo monitor, algo más de memoria RAM, una CPU más rápida, periférico nuevos, o una silla más cómoda serán premios realmente gratificantes para ellos. Tambien podrías ofrecerle algo de tiempo libre o dinero extra.

Los programadores estan constantemente atentos a mantener sus equipos y conocimientos adaptados a las nuevas tecnologías, asi que valorarán en gran medida si le ofreces los medios necesarios para ello.

Dale tiempo en sus horas de trabajo para desarrollar sus propios proyectos o para estudiar nuevas tecnologías, el último libro sobre una tecnologia o un curso de aprendizaje que les interese serán cosas que para ti no tendrán mucha importancia pero para ellos supone una mejora sustancial.

No asumir la dirección

Un error común de un director de proyecto es olvidarse de su obligación de organizador y preocuparse en resolver problemas técnicos, esto supone un gran impedimento al progreso del equipo.

Un director de proyecto que carece en confianza en sí mismo puede ser una frustración importante a su equipo. Pueden sentir que el encargado de organizar el trabajo no es el adecuado y eso produce cierta reticencia o desgana en el equipo.

Particularmente cuando son nuevos en el puesto, algunos encuentran difícil tomar decisiones de una manera oportuna, porque pueden ser paralizados por el miedo de tomar una decisión incorrecta. Preocupado porque una mala decisión provoque un desastre, mientras que sus compañeros de equipo se preguntan cuando van a poder seguir con el proyecto.

En tales casos, uno hace bien en recordar que una buena decisión es a menudo mejor ahora que una decisión perfecta más adelante. Particularmente, no debes entregar tales decisiones al equipo y mantener la esperanza de llegar a un consenso. Tal consenso es a menudo imposible obtener.

Finalmente, hay que estar preparado siempre para admitir que una decisión que has tomado era incorrecta, por si sale a luz la información que lo demuestre.

Centrarte en tu contribución individual

El cambio de desarrollador a director técnico requiere ciertos ajustes en tu cerebro.Como desarrollador es normal que te centres en tus pequeños logros personales, puesto que trabajas en pequeños grupos de trabajo y es una gran satisfacción poder decir “yo hice eso”.

En cambio como director tu debes cambiar puesto que el logro personal ya no es personal es de un equipo que tu diriges. Tu trabajo ahora es facilitar el trabajo de otros. Esto significa que cuando otros vienen a ti para pedirte ayuda, debes estar atento y hacer caso de sus peticiones lo antes posible. Un error fatal es intentar y conservar tu papel anterior como individuo del grupo.

Estar seguro de tener la mejor solución

Sé abierto y honesto sobre lo que sabes y lo que no sabes. No trates de ser siempre quien tenga la mejor solución, debes ser consciente que al asumir este nuevo papel has desconectado un poco con las nuevas tecnolo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 29 diciembre 2006 por en Marketing.
A %d blogueros les gusta esto: