Buscando más allá de Google

En España, con más del 90% de usuarios utilizando únicamente Google para sus búsquedas en Internet,puede parecer inverosímil. Pero sí, hay más buscadores que aparecen en el mercado de forma creciente.

¿Quiere buscar fotografías? Empiece por Polar Rose (www.polarrose.com), que utiliza una tecnología de reconocimiento facial y gestión de entornos en tres dimensiones que, con el tiempo -por lo menos eso esperan sus promotores- podrá buscar en todo Internet cuantas fotografías haya de su abuelo. Se puede llevar una sorpresa, y no las busque en Google.

No todos los mercados son iguales. ¿Sabe quién tiene un 60% de penetración en el mercado de habla rusa? Pues no, no es tampoco nuestro amigo. Se trata de Yandex (www.yandex.ru). No se moleste si no lee ruso. Baidu (www.baidu.com), en China, también tiene un 60% de participación de ese emergente mercado.

Pero no todo son buenas noticias. Quaero (www.quaero.fr), la iniciativa franco-alemana para competir con un buscador genérico contra Google, después de una inversión de casi 100 millones de euros, parece que se cierra por falta de fe…

¿Quiere localizar restaurantes en EEUU? ¿Qué tal si consulta Yelp (www.yelp.com)? Es más fácil que hacerlo en un buscador genérico. Tampoco deje Alemania de lado, donde Qype (www.qype.com) es un competidor directo de Yelp para aquel país. Si su hobby son los juegos, y además es un experto en alemán y japonés, debe probar Wazap (www.wazap.com), y no olvide presumir de ello.

Por último, Exalead (www.exalead.es) quiere estar pronto entre los cinco primeros buscadores del mundo, utilizando asociaciones de conceptos en vez de algoritmos. ¿Matemáticos contra especialistas en semántica?

En resumen, quienes creen que el mercado mundial de búsquedas está ya copado por Google, no conocen Polar Rose. La empresa sueca levantó el pasado mes de septiembre 5,1 millones de euros de Nordic Venture Partners en Dinamarca. Las búsquedas multimedia están todavía en su infancia, y esta empresa puede guardar un as en su manga.

¿Quiere eso decir que Google está camino del olvido? Difícilmente. Es un momento triunfal de la empresa que, por primera vez, acaba de sobrepasar a Yahoo en páginas vistas a nivel mundial. Sin embargo, los matemáticos, más acostumbrados a la fuerza numérica y a sus algoritmos, no creen que especialistas semánticos y expertos en accesibilidad puedan concebir nuevos formatos de búsqueda que se ajusten mejor a los requerimientos de cada caso.

Puede ser que el mercado de las búsquedas masivas esté ya copado, pero quedan muchos recovecos en los que buscar oportunidades. Por supuesto, el campo multimedia y el de las búsquedas a través de dispositivos móviles están todavía faltos de soluciones óptimas.

Truveo, ahora Searchvideo (www.searchvideo.com), está convencido que sus algoritmos de búsqueda para vídeos van a revolucionar la forma en la que los busquemos.

Y si lo que quiere es localizar una frase dentro de un vídeo, ¿qué tal Blinkx (www.blinkx.com), que ya ha cerrado un acuerdo con Microsoft para sus localizaciones de MSN y Live.com?

El sistema utiliza un formato propietario de reconocimiento de voz para lograr resultados que, por lo menos a Microsoft, le han parecido interesantes. Algo que también hace Podzinger (www.podzinger.com) en el entorno del podcasting.

También existe la postura de que es mejor catalogar los vídeos. Eso es lo que hace Dabble http://dabble.com), una startup de Berkeley, California. Esta empresa tiene acuerdos con más de 200 proveedores de contenidos en vídeo, en especial YouTube y Google Video, que le facilitan descripciones de sus productos y potencian el catálogo de la empresa californiana.
Esta misma aproximación adopta la empresa Tioti (http://tapeitofftheinternet.com), que aspira a convertirse en la referencia en la clasifi cación de episodios de televisión. Acumula más de 2.000 series de televisión catalogadas y accesibles desde su web, con más de 100.000 capítulos. Para no aburrirse un fin de semana de lluvia…

En general, sobre todo en entornos multilingües, existen oportunidades de especialización.
Por lo menos eso espera Seekport (http://seekport.com), el buscador alemán con implantación en varios países europeos y dispuesto a lanzar pronto una versión en árabe, un segmento de la población de Internet muy
mal servido por los buscadores clásicos.

Google, aunque el precio parezca desorbitado, sabía lo que se hacía comprando YouTube. Está todo por hacer. ¿Quién se acuerda hoy ya de Altavista? Sic transit…

Artículo extraido de Baquia.com:
Rodolfo Carpintier – Presidente de DAD, Incubadora de Negocios de Tecnología e Internet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s